Skip navigation

estaba viendo threed Murray y comenzó la lluvia… nada de mal para un día de agosto.
Hasta me imaginaba la mejor escena de Alfred Hitchcock en el patio de mi casa jeje.
Las brainstorming de la ofi eran una alpargata al lado del temporal que se desarrollaba afuera, tal como aquellas veces en que después del cole jugábamos toda la tarde en la calle. Comenzaba la lluvia y nos sentíamos refrescados en lugar de entumecernos e irnos a nuestras casas. Era entretenido, sobre todo cuando la pelota caía donde don Juan Zamorano, porque salía cualquier otro ejemplar desde su casa excepto él. A veces la reja era sobrepasada por un _piso_ y un buen salto o simplemente se corría el pasador de la puerta de madera y la pelota ya era nuestra nuevamente.Tengo claro que este post no tiene que ver mucho con los anteriores, pero el dolor de cabeza es insoportable y mis neuronas dedicadas a la ironía y al sarcasmo están asustadas.Así que hasta una próxima entrega 😉

[naranja]
[Within Temptation – The Promise]

One Comment

  1. no se preocupe por lo de la neurona, la ironía es tu fuerte y lo sé, pero a veces también me gustaría leerte sin pensar en las letras entrelíneas…
    Un abracito sin mojar (para eso están los paraguas)(cuando me acuerdo de traerlo…)


te apuesto una chela a que te leemos

%d bloggers like this: